¿Qué tienen de maravilloso los programas de Inmersión Lingüística?

Share:

Objetivos y beneficios, muchos. Es que está muy claro que no hay nada mejor que zambullirse en una lengua por completo para aprenderla mejor y afianzarse a ella. Pero, ¿cómo viven los alumnos ésta experiencia memorable? ¿Vale la la pena? Desde nuestra humilde opinión, sin lugar a dudas.

Los educadores formados para el dictado de estos programas, se dedican principalmente a hacer de ésta vivencia lo más inolvidable desde tu llegada al destino y recinto seleccionados. La aventura comienza a partir de la bienvenida, en la que por lo general se espera a los alumnos con las instalaciones absolutamente decoradas. Los discursos explicativos, los recorridos para conocer las instalaciones y la ceremonia de inicio, en general, están destinados a que el estudiante sienta la mayor comodidad desde el primer momento. Muchos alumnos dicen que después de las introducciones, los nervios que quizá pueden despertarse ante una experiencia tan nueva, quedan olvidados.

En todo el proceso de inmersión, se trabaja de la manera más práctica para que todos consigan relacionarse con todos. La inclusión e integración de los grupos hace que se genere un lazo de confianza, amistad y tranquilidad entre las personas que lo compongan. La diversión de conocer a otros con tus mismos intereses hace del aprendizaje más placentero.

Más allá de las actividades realizadas dentro de las aulas de clase, la práctica de deportes y otros juegos típicos de los países de habla inglesa desarrollan el compañerismo mientras se aprende. Sumergidos en la diversión y la alegría común de éste tipo de actividades, los alumnos que integran el programa vivirán el idioma de otra manera, siendo más fácil incorporar lo aprendido.

Cada pequeño momento es adecuado para aprender. Incluso las comidas, que al ser compartidas con docentes y compañeros, fomentan el uso del inglés en charlas e interacciones. La conversación tiene un papel fundamental a la hora de desarrollar los conocimientos del lenguaje, por lo que ésto y la simulación de escenas de la vida real, ayudan a que los estudiantes se desenvuelvan con el idioma y resuelvan situaciones de su día a día. La alimentación de la creatividad es una consecuencia inevitable.

Hasta la noche es un momento único creado para continuar recibiendo conocimientos de la cultura y el idioma. Mediante la práctica de juegos tales como Treasure Hunt o Disco Night los niños lo pasan excelente al mismo tiempo que no le ponen pausa al aprendizaje. Entre risas, amigos y regocijo, se crea un periodo de tiempo que no olvidarán jamás. Tampoco lo harán con el idioma.