Niños creativos e inteligencias múltiples.

Share:

Además de tener diferentes estilos de aprendizaje, tenemos diferentes tipos de inteligencia. La teoría de la Inteligencia Múltiple fue propuesta por Howard Gardner en 1983 y, aunque es una teoría relativamente nueva, ha revolucionado la forma en que vemos la inteligencia y el aprendizaje.

Tipos de inteligencia:

Espacial: la inteligencia espacial es la capacidad de visualizar y tener un fuerte juicio espacial. Las personas con una fuerte inteligencia espacial a menudo son buenas con acertijos.

Las carreras relacionadas con inteligencia espacial incluyen arquitectos, diseñadores y artistas.

Lingüística: ésta inteligencia indica fuertes habilidades naturales en palabras y lenguaje. Típicamente, esto significa que uno es bueno para leer, escribir, hablar y puede aprender idiomas más fácilmente. Las Inteligencias Lingüísticas se sienten cómodas con la discusión, el debate y el hablar en público, y generalmente aprenden mejor a través de la lectura y el habla. Son buenos para enseñar, explicar y contar historias.

Las carreras que involucran la Inteligencia Lingüística incluyen escritores, abogados, policías, filósofos, periodistas, políticos, poetas y maestros.

Lógica / Matemática: esta inteligencia tiene que ver con números, lógica, razonamiento y comprensión de conceptos abstractos de una manera lógica. Este tipo de inteligencia se asocia con mayor frecuencia a las pruebas de coeficiente de inteligencia tradicionales. El reconocimiento de patrones, la investigación científica, la programación informática y el pensamiento estratégico son parte de esta inteligencia.

Las carreras que involucran inteligencia lógica / matemática incluyen ingenieros, científicos, físicos, matemáticos y economistas.

Kinestésica: la Inteligencia kinestésica implica una conciencia única de los movimientos del cuerpo y un sentido del tiempo. Tienden a aprender mejor mientras se mueven y participan en actividades físicas o prácticas. Las actividades tales como la construcción, los deportes, el baile y la realización atraen a aquellos con inteligencia kinestésica

Las carreras relacionadas con la inteligencia kinestésica incluyen atletas, bailarines, intérpretes, doctores, construcción, bomberos, policía y soldados.

Musical: la inteligencia musical implica una mayor conciencia de la música, el sonido, el tono y el ritmo. Cantar, componer música, tocar instrumentos musicales son actividades que involucran la Inteligencia Musical. Los aprendices musicales aprenden especialmente bien mediante conferencias y poniendo las canciones al ritmo de la canción.

Las carreras que involucran inteligencia musical incluyen cantantes, músicos, directores, compositores y disk-jockeys.

Interpersonal: conocidos como “extrovertidos”, las personas con una fuerte inteligencia interpersonal son muy conscientes de los pensamientos, sentimientos y acciones de otras personas. Tienden a trabajar bien en grupos y disfrutan de ser parte de las organizaciones sociales. Los debates y los debates son disfrutados por personas con esta inteligencia y consideran que la comunicación es muy importante. Trabajar en grupos es una herramienta de aprendizaje importante.

Las carreras que involucran inteligencia interpersonal incluyen ventas, gerentes, maestros, políticos y trabajadores sociales.

Intrapersonal: conocidos como “introvertidos”, las personas con una fuerte inteligencia intrapersonal son muy conscientes de sí mismas. Tienen un profundo conocimiento de sí mismos: sus motivaciones personales, sus metas, fortalezas y debilidades. Los estudiantes intrapersonales prefieren y tienden a trabajar por su cuenta siempre que sea posible.

Las carreras que involucran inteligencia intrapersonal incluyen escritores, filósofos, psicólogos y teólogos.

Naturalista: las personas con inteligencia naturalista son extremadamente conscientes e involucradas con su entorno natural. Las personas con esta inteligencia aprenden mejor cuando las lecciones se pueden conectar o aplicar a la naturaleza.

Las carreras relacionadas con la inteligencia naturalista incluyen a los agricultores, los oficiales de conservación, los naturalistas y los jardineros.

La mayoría de la gente preferirá un tipo de inteligencia, pero habrá muchos cruces. También puede observar que hay similitudes cercanas entre los estilos de aprendizaje y la inteligencia múltiple. Estar al tanto del estilo de inteligencia y aprendizaje de su hijo proporciona un marco excelente para crear diferentes oportunidades de aprendizaje, debes interiorizarte en ella y su desarrollo.

JUEGOS A PARTIR DE LOS SEIS MESES

Share:

La tendencia natural e instintiva de todo niño es la búsqueda de su independencia a través de la libertad de movimientos. Los padres deberán preparar y provocar las iniciativas del bebé, corrigiendo o afianzando los progresos en sus habilidades motoras. No es correcto recluir al bebé en una cuna y dejar que su instinto y el azar realicen todo el trabajo.

La compañía y el aliento de los padres son para el bebé una ayuda inestimable para abordar con alegría y seguridad la difícil tarea de sus adquisiciones motoras.

La colaboración y participación activa de los padres o educadores le ayudarán a robustecer sus músculos, corregir sus posturas, y favorecer o adelantar sus intentos de equilibrio. No exige mucho tiempo ni requiere un material costoso. No se trata de forzar al niño, sino de ayudarle en su desarrollo.

GIMNASIA PARA BEBES DE 6 MESES

Con un breve tiempo de gimnasia, haciendo la bicicleta con las piernas o flexionando los brazos alternativamente, se obtienen resultados sorprendentes.

REFORZAR LOS BRAZOS

1 A partir de los seis meses, conviene reforzar la musculatura de las extremidades, tanto la de las piernas, para empezar a prepararlas para gatear y andar, como la de los brazos, para que el niño tenga, posteriormente, fuerza suficiente para agarrarse y levantarse. Un divertido ejercicio, muy sencillo, consiste en apoyar al niño encima de una mesa, poner ante él un juguete u objeto atractivo y sujetarle de los pies esperando que avance.

2 Cuando el niño se sienta seguro, bien sujeto, empezará a desplazarse para alcanzar el juguete. Deje que haga él sólo el esfuerzo necesario y refuércele cuando alcance su objetivo con caricias y carantoñas. Para llevar a cabo este ejercicio, el niño hará mucha fuerza; si observa que los brazos de su bebé no están todavía capacitados para hacerlo, no lo fuerce e inténtelo de nuevo al cabo de unos días.

JUGAR CON LOS PIES

Otro divertido ejercicio para reforzar la musculatura de piernas y pies es el siguiente. Sitúe al niño tendido sobre una superficie lisa, boca arriba y con los brazos en cruz y, a continuación, ponga un juguete que cuelgue por encima de su ombligo. Sujete las manos del niño y consiga que se fije en el juguete para que intente atraparlo con los pies.

 TUMBARSE Y GIRARSE SOBRE EL BALÓN

Utilice un gran balón de playa de unos 80 centímetros de diámetro ligeramente deshinchado para realizar ejercicios que desarrollen el sentido del equilibrio, sin olvidar nunca que la diversión es el objetivo prioritario. Su volumen y su flexibilidad permitirán al niño experimentar sensaciones nuevas en una superficie móvil.

1 En primer lugar, deberá conseguir que el niño se familiarice con el balón y esté cómodo.

2 A continuación, coloque al niño boca arriba sobre el balón. Tenga bien sujeto al niño en todo momento y anímele a jugar.

3 En tercer lugar, ladee al niño hacia la derecha; la pelota le acompañará en su movimiento y el niño lo encontrará divertido.

4 Finalmente, ladee el niño hacia la izquierda realizando un movimiento de vaivén y vuelva a empezar.

RECUERDE

  • Los ejercicios de gimnasia deben realizarse de forma continuada e ir aumentando progresivamente su dificultad, siempre adaptándose a las posibilidades del niño.
  • Mientras juegue con el bebé no deje de hablarle, de cantarle, de mirarle. El niño debe sentir toda su atención.
  • Refuerce con sonrisas y ovaciones cada uno de sus esfuerzos y no sólo los logros.
  • Si el niño no tiene ganas de jugar, no insista.No alargue la duración de los ejercicios excesivamente. Diez minutos serán suficientes. Los ejercicios no deben suponer una obligación ni para el bebé ni para los padres; perderían así su efecto beneficioso.

EL RODILLO

1 Ayúdese de un rodillo para fortalecer la musculatura de brazos y espalda del bebé. Aguante al niño de pie frente al rodillo y déjelo que se sujete al mismo y que se incline sobre la superficie del rodillo. Se trata de un juego. El movimiento ha de ser lento.

2 Empuje con cuidado al niño para que quede tumbado, boca abajo, sobre el rodillo. Póngale un juguete a poca distancia e incítele a que lo alcance con la mano. Con este ejercicio, el niño irá familiarizándose con la postura de gateo.

MASAJE EN LA ESPALDA

Hay muchos tipos de masajes posibles en la espalda del bebé. Los que proponemos a continuación le ayudan a relajar su musculatura y le proporcionan sensación de bienestar. Otros, como el claping (es decir, el golpeteo con las manos en la parte superior de la espalda), ayudan a descongestionar al bebé cuando tiene bronquitis. No olvide realizar cualquier masaje aplicando con las manos aceite o loción.

1 Pase las manos suavemente por ambos lados de la columna vertebral, desde las nalgas  hasta los hombros, imaginando que quiere alisar un trozo de papel.

2 Coloque las manos una encima de la otra e imagine que son una plancha, desplazándolas por el lado derecho y el izquierdo de la columna.

 

Juegos en los primeros meses de vida

Share:

Antes de nacer, el bebé pasaba un buen número de semanas en un espacio muy reducido, adoptando una posición de flexión de sus extremidades inferiores sobre el abdomen y flotando en un ambiente líquido.

Al nacer, pasa a disponer de más espacio, pero debe hacer frente a la fuerza de la gravedad. En esta nueva situación, su primer objetivo es desplegar gradualmente su cuerpo y aprender a controlar el peso de su cabeza, que en esta fase de la vida constituye una buena proporción de su peso y volumen corporal total.

Algunos estímulos sensoriales por parte de los padres pueden ser de gran ayuda. El objetivo de los ejercicios del bebé de pocos meses debe ser estimular su musculatura provocando que haga nuevos movimientos. Sin embargo, no debe cansarse al niño; siempre hay que realizar los ejercicios cuando esté relajado y éstos no deben durar más de diez minutos.

COSQUILLAS EN LOS PIES

Un cepillo de dientes, de cerdas suaves y mango romo, puede servir como instrumento para la tonificación de los músculos del pie. Al pasarle el cepillo por la planta del pie, el niño lo bajará, crispando los dedos. Luego, al rozarle el empeine, levantará el pie y el dedo gordo.

EL PAQUETITO

Igualmente, hay que enseñar al bebé a relajar su propio cuerpo mediante ejercicios de estiramiento suaves y siempre con la premisa de no forzarle, y abandonar el intento si se percibe cansancio o temor. Un buen ejercicio es el siguiente: con el niño tendido boca arriba en el suelo o sobre la mesa, la madre, toma los brazos del bebé y los abre en sentido horizontal para que inspire. Después, cruza los brazos del bebé sobre la caja torácica mientras éste expirará.

ABRIR LAS MANOS

La tendencia del bebé en las primeras semanas de vida es cerrar las manos cuando se le ofrece el dedo o cualquier otro objeto que pueda asir. Es el llamado reflejo de prensión. Para conseguir que el bebé abra la mano se pueden utilizar ejercicios de relajación del hombro, que consisten en efectuar suaves movimientos de distensión de forma rítmica y sujetándole el brazo por la mitad de los huesos largos, sin tirar nunca de las articulaciones. Hay que estimular las dos manos; por lo tanto, cuando se consiga que el niño abra una mano, hay que intentar repetir lo mismo con el otro brazo.

Los Padres, el bebé y el juego

Share:

Durante los primeros meses de vida, la familia ocupa el lugar más, importante en el desarrollo psicoafectivo del bebé. La calidad de las relaciones que se establecen entre el bebé y su entorno familiar, y muy especialmente la madre, desde el mismo contacto tras el nacimiento, van a repercutir notablemente en la configuración de su personalidad y su capacidad para relacionarse, compartir el juego es la mejor forma de acercarse al niño y al bebé.

JUGAR Y APRENDER CON TU BEBE

El bebé percibe perfectamente los sentimientos que despierta en sus padres, y es capaz de interpretar las atenciones que le prestan sus cuidadores. Puede discriminar entre el amor y las actitudes de  rechazo, y ello puede repercutir en su conducta futura. Ya desde el mismo momento del nacimiento, se puede empezar a establecer una relación entre los padres y el niño que debería estar basada en la estimulación de su desarrollo, en el juego como herramienta educativa y de aprendizaje, y en la demostración de los sentimientos que despierta el nuevo ser que se integra en la familia: amor, ternura, felicidad, etc. Es importante empezar a establecer esta relación pronto, pero también lo es mantenerla siempre. No es tan importante el tiempo que se dedica al bebé como la calidad de este tiempo. Aunque se esté todo el día al lado de la cuna del recién nacido, si no se le habla, se le sonríe y se le toca, vigilarlo, cambiarlo y alimentarlo no es suficiente.

El diálogo cariñoso, el juego y el contacto físico son los pilares fundamentales para que la relación entre la madre y el hijo sea enriquecedora para ambos.

Tiempo para el bebé

Es de importancia vital que tanto el padre como la madre puedan disponer de unas horas cada día para jugar y dedicarse a los hijos. Es en medio de un clima de afecto y de estimulación continuada como el bebé afianzará su seguridad e irá desarrollando todas sus habilidades intelectuales y motrices.

La gimnasia suave, en un ambiente tranquilo, es buena para el desarrollo psicomotor. Mientras se hace masaje o ejercicio no debe dejarse de hablar y de mirar al niño.

La importancia de la comunicación

Ya desde los primeros días de vida, el recién nacido está preparado, a su manera, para la comunicación. El recién nacido es un ser ávido de atención, de caricias, de juegos, de conversación. En el desarrollo y maduración del niño va a ser tan importante la estimulación afectiva que reciba como la alimentación que se le proporcione o la tranquilidad de su sueño.

El sistema sensorial del recién nacido es inmaduro. pero no impermeable a la voz cálida y al instinto de protección reflejado en la mirada de su padre.

Un estímulo recíproco 

Si el bebé está sano y se desarrolla con normalidad, sus reacciones ante las caricias, las sonrisas y los juegos de los padres son muy gratificantes y animan a éstos a seguir, creándose una cadena de estímulos y respuestas muy enriquecedora para ambos.

 OBJETOS ÚTILES PARA JUGAR Y ESTIMULAR AL BEBÉ

Es indispensable que los padres se preocupen directamente de estimular al bebé y de procurarle aquellos objetos o juguetes que puedan servir de ayuda en esta satisfactoria y gratificante tarea. En primer lugar deben informarse para conocer los juguetes idóneos para cada edad, de forma que se adapten a las sucesivas fases del desarrollo del niño. Igualmente, deberán Prestar atención a aquellos objetos que pueden ser inadecuados o incluso representar un peligro potencial en manos de un niño pequeño.

El contacto corporal, la gimnasia y los masajes cuando el niño está desnudo son enriquecedores; para hacerlos, es imprescindible una habitación tranquila y algunos de los objetos que se enumeran a continuación:

  • Una superficie blanda y segura donde rodar y tumbarse es necesaria para hacer gimnasia o masajes al bebé. Si no se dispone de una colchoneta especial, una cama puede resultar igualmente útil.
  • Pelota juego bebeUna pelota hinchable grande, de las que sirven para jugar en la playa, es útil como superficie cómoda donde tumbar al niño para que fácilmente realice movimientos o ejercicios.
  • Una toalla es imprescindible cuando se hace gimnasia o
    masajes al niño desnudo, puesto que todavía no controla los esfínteres y, mientras juega, podría hacerse pipí.
  • La tarea rutinaria de hidratar la piel del bebé con cremas o lociones puede convertirse en un rato de masaje.
  • Los clásicos sonajeros, que pueden ser sustituidos por cualquier objeto casero inofensivo que haga ruido, siguen siendo muy útiles para captar la atención del bebé.
  • A partir de los 10 meses, los llamados «correpasillos» pueden ser muy útiles para que el niño se lance a andar.
  • Las anillas de colores atraen al niño; dejar que se agarre a ellas e intentar levantarle luego es uno de los múltiples ejercicios que éstas permiten llevar a cabo.
  • El rollo hinchable, como la pelota, es de gran utilidad para enseñar al bebé a desenvolverse en el espacio guardando el equilibrio y para hacerle experimentar nuevas sensaciones.
  • Un simple espejo tiene muchas posibilidades cuando el niño lo descubre. Mostrárselo y hacer muecas delante de él puede resultar fascinante.
  • Juguetes para bebesLos ositos, muñecos y objetos blandos de vivos colores atraen al bebé y, al igual que el sonajero, pueden usarse de reclamo para centrar el interés del niño.