Juegos a partir de los 9 meses

Share:

En esta edad, el niño disfruta con bolas de colores vivos, de distinto tamaño y  consistencia, pelotas grandes y pequeñas,de poco peso, cubos grandes, bolos de  colores, cubiletes, un oso o un muñeco de trapo. A partir de este momento, el niño puede empezar a utilizar juguetes de arrastre, triciclos sin pedales, un camión de gran tamaño o andadores. También le gustarán los libros con ilustraciones y disfrutará mucho más con las canciones. Dado que su desarrollo motor le permite manipular y coger los objetos con facilidad y desplazarse gateando, el objetivo de los ejercicios psicomotores que pueden llevar a cabo los padres debe ser ahora que fortalezca las piernas para que decida levantarse y dar los primeros pasos.

A CABALLO

El juego del caballito con el rodillo resulta divertido para todos los bebés y es muy práctico para coger fuerza en los pies y desarrollar la musculatura de los mismos.

1 En primer lugar, debe sentarse al niño, cómodamente, con una pierna a cada lado del rodillo y estabilizarlo. No debe soltarse el niño durante el ejercicio.

2. A la vez que se sujeta la cintura, hay que desplazarlo hacia un lado para que el se apoye en el pie. Cuéntele que está encima de un caballo y que jugará de el.

3 Sin dejar de aguantar al bebé empújelo hacia el lado contrario para que apoye el otro pie. Repítalo varias veces

LOS PADRES: UN PUNTO DE APOYO

A partir de los 10 u 11 meses, el niño está preparado para intentar levantarse con ayuda. No dude en estimularlo a que lo haga, muéstrele sus brazos como lugar seguro donde agarrarse e incítele a que se atreva a hacer el primer esfuerzo.

El desarrollo psicomotor del bebé es rápido y, a veces, nos puede parecer que está inseguro o que tiene miedo de intentar una nueva postura; refuerce con risas y palabras dulces todos sus intentos y tenga paciencia cuando no haga lo que usted quiere.

1 Llame al bebé y anímele a levantarse. No se trata de imponerle nada, sino, una vez más, de sugerirle el movimiento infundiéndole una sensación de seguridad.

2 Muestre sus brazos seguros al bebé para que se agarre a ellos. Deje que la fuerza inicial del movimiento la realice él, pero posteriormente ayúdale a continuar el movimiento, haciendo usted la fuerza necesaria para que acabe de incorporarse.

FAVORECER EL GATEO

rodilleras de bebe

Protege sus rodillas con estas simpáticas rodilleras para cuando tu bebe comienza a gatear.

Aunque no todos los niños gatean antes de andar, a veces un pequeño estímulo gimnástico o ayudarle a aprender la postura para hacerlo puede favorecer que descubran

cómo hacerlo. A continuación se muestran dos ejercicios útiles para lograr este objetivo que pueden ser necesarios en niños con ciertas dificultades motoras. Si su hijo no gatea, pero muestra un desarrollo motor normal y consigue desplazarse de otro modo, no insista en conseguir que gatee, pronto empezará a andar sin haber dado ningún paso a gatas.

Con rodillo

1 Sitúe al niño frente al rodillo con las piernas dobladas de manera que se apoye en él con las manos. Deje un juguete atractivo al otro lado del rodillo.

2 Imprima un ligero movimiento de vaivén para que el niño se apoye con las manos en el suelo. En muy poco tiempo conseguirá una activa participación de las piernas y los brazos.

Sin rodillo

1 Sujete al bebé, sentado, por la barriga y agúantele los pies, cuando vea que se dirige a un juguete.

2 Incline al bebé horizontalmente, doblándole ligeramente las rodillas.

3 Nuestra ayuda ha empujado al bebé a adoptar la postura de gateo para poder dirigirse al juguete.

EL CORREPASILLOScorrepasillos juguetes bebes

Cuando el niño ya se levanta con facilidad, ya sea agarrándose a los muebles o por si solo, pero todavía no anda, son muy útiles los correpasillos, que permiten al niño andar con apoyo pero con soltura, individualmente y hacia dónde él quiere. Combinar estos juguetes con ratos andando de la mano del adulto permitirán al niño adquirir la seguridad y soltura necesarias para lanzarse, más adelante, a dar sus primeros pasos.

1 La primera vez que se ponga al niño delante de un correpasillos, ayúdele a encontrar el equilibrio.

2 Cuando vea que el juguete es seguro, por si solo, dará el primer paso. Al principio, es conveniente que el adulto le siga un rato.

juguetes bebe

Correpasillos de Kanikas